1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Pirotecnia en Tuxtla A. Marroquín 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 05 de diciembre de 2021 (muralchiapas.com).- A pesar de que está prohibida su venta y distribución por los centros de abastos de la entidad, locatarios de distintos mercados públicos y privados de Tuxtla Gutiérrez continúan traficando con pirotecnia; productos clasificados de alto riesgo por estar elaborados a base de pólvora.

La venta de pirotecnia dentro de mercados públicos está prohibida y en Tuxtla Gutiérrez desde años atrás se realizan operativos para evitar la comercialización ilegal de estos productos, que han generado accidentes en estos mismos espacios.

Ante esta situación, Rodulfo Gálvez Gómez, presidente del Patronato del Heroico Cuerpo de Bomberos de Tuxtla Gutiérrez, comentó que las y los locatarios de la capital siguen comercializando con pirotecnia, a pesar de que su venta está restringida por el simple hecho de ser un explosivo.

“Sin embargo, debido al incremento de la demanda, sobre todo, durante fin de año, las y los locatarios pasan por alto dicha restricción y ofrecen a los compradores una serie diversa de pirotecnia a costos accesibles”, refirió.

Tras un recorrido por el Mercado de los Ancianos y el por el Mercado Juan Sabines, este medio de comunicación constató la venta clandestina de estos productos. Al preguntar con los mismos comerciantes en ¿dónde se puede encontrar “chispitas” y luces de bengala? La respuesta llevó a un par de establecimientos.

Camelias (que sólo contienen pólvora que ilumina, pero no explota), luces de bengala, buscapiés o carretillas, escupidor, tronaderas, bombas pirotécnicas, ruedas de fuego, palmeras, voladores, palomas y palomitas, brujas, cerillitos, chifladores, y castillos (estructuras de madera que pueden alcanzar hasta 45 metros de altura en las que se cuelgan fuegos artificiales) son los fuegos artificiales más demandados, cuales oscilan entre los 10 a 100 pesos por unidad.

Con esta variedad de explosivos, el presidente del Patronato del Heroico Cuerpo de Bomberos de Tuxtla Gutiérrez destacó que es durante la temporada decembrinas y fin de año cuando aumentan las cifras de accidentes provocados por el mal manejo de productos a base de pólvora, causando explosiones e incendios que acaban con el patrimonio laboral y familiar y con la vida de muchas personas.

“Hace aproximadamente 10 años ocurrió un incendio en un mercado en Tuxtla donde se encontraron fuegos pirotécnicos y eso puede ocasionar un siniestro de incendio por la cantidad que se almacenan”, recordó Gálvez Gómez.

Además, expuso que la mala manipulación puede dejar una huella imborrable, ya que provoca quemaduras, mutilaciones, pérdida auditiva y visual, dejando una estela dolorosa para las familias que la sufren.

“A los padres de familia hacemos hincapié de no comprarlos y si lo desean hacer que sea bajo su supervisión en la quema de éstos”, expuso.

Cabe recordar que a horas de haber dado inicio el año 2020, una bodega de pirotecnia se incendió en el mercado de la comunidad Nueva Palestina, del municipio de Ocosingo, que de acuerdo los reportes de Protección Civil, una chispa provocó el incendio que dejó daños materiales.

***

 

.